Doble acristalamiento vs cristal convencional

Muchas veces pensamos en la opción de cambiar nuestros simples cristales que tienen las ventanas a unas con doble acristalamiento. Y es que dicen que un doble acristalamiento tiene muchas ventajas con respecto a un cristal simple. Hoy venimos con la intención de compararte ambos tipos de cristales, para que se acaben esas dudas que tienes con respecto a este tema.

¿Qué es un doble acristalamiento?

El doble acristalamiento está compuesto de dos o más hojas de cristal separadas por una cámara de aire deshidratado o gas, ofreciendo así un gran aislamiento tanto acústico como térmico. Pero entonces ¿Qué opción es la mejor? Pues aquí para gustos colores, así que vamos a pasar a la comparativa entre una y otra y se tú el que decida cuál es la mejor opción.

  • El doble acristalamiento aporta un ahorro energético considerable, ya que tendremos un mayor aislamiento térmico y por tanto un mayor confort en cuanto a la temperatura dentro de casa se refiere. Al tener menor sensación de frío o calor dentro de casa, no tendremos la necesidad de usar calefacciones, por tanto ahorraremos energía. Con el cristal convencional el aislamiento térmico es mucho menor.
  • Al no tener que utilizar tanto el aire acondicionado o la calefacción estaremos ahorrando en nuestra economía. A menor uso de aparatos eléctrico, menos consumo, más ahorro.
  • El doble acristalamiento ocupa más espacio que una ventana con cristal simple. Al tener más capas de cristal el tamaño y el peso de la ventana será mayor.
  • Un doble acristalamiento es más resistente a los golpes que un cristal normal, ya que tener más capas de cristal hace más difícil la rotura de la ventana completa, cosa que con un cristal convencional es más fácil.

Ya te hemos dejado aquí las ventajas y desventajas de un doble acristalamiento y un cristal convencional, ahora te toca a ti escoger tu mejor opción.

Ir arriba
Abrir chat