Trucos caseros para blanquear las juntas negras de las mamparas de ducha

El cuarto de baño es, por excelencia, uno de los lugares más limpios de nuestro hogar. Mantener esta higiene es cuestión de constancia y buenos productos, pero ¿qué pasa cuando las juntas de las mamparas de ducha o bañera se ponen negras? Existen algunos trucos caseros para blanquearlas.

Las juntas suelen ser de cemento o de silicona y el paso del tiempo y el uso provoca que se vayan poniendo negras por la constante humedad a la que se ven sometidas. Esta situación puede provocar la proliferación de bacterias y hongos así como de mohos, que tan perjudiciales son para la salud. Por ello, es imprescindible el buen mantenimiento de las mismas.

Trucos de limpieza para juntas de mamparas

  1. Juntas de cemento. Para las juntas de cemento es ideal utilizar productos específicos para ello que estén indicados como bactericidas para evitar problemas de moho y bacterias. Los productos tradicionales de limpieza también van muy bien. Mezcla agua con amoniaco y frota bien las juntas. Puedes retirar la costra negra (si es muy espesa) con una cuchilla y limpiar el restante. Ten cuidado en la aplicación de esta mezcla ya que el amoniaco puede ser perjudicial para la salud. Airea bien la zona cuando te pongas a limpiarlas. Una vez limpias puedes cubrirlas con pintura antihumedad con la que evitarás la aparición de humedades de nuevo.
  2. Juntas de silicona. Aparte de productos específicos, la mezcla mencionada anteriormente va perfectamente para la limpieza. También puedes optar por una mezcla de agua con limón y vinagre. Si después de la limpieza compruebas que no puedes eliminar toda la suciedad, siempre puedes sustituir una silicona por otra nueva.

Recuerda que cuando vayas a realizar la instalación de tu ducha o bañera es importante la calidad de los materiales para evitar posteriores problemas de humedad o suciedad como el moho o bacterias. Confía en profesionales que te asesorarán sobre cuál es tu mejor opción.

Ir arriba
Abrir chat