Limpiar mamparas de baño [7 consejos]

Las mamparas de baño son un elemento esencial para tu ducha o bañera que con los cuidados adecuados puede alargar su vida útil en muchos años. La adecuada limpieza hará que tu mampara siempre luzca como el primer día. Te ofrecemos unos prácticos consejos para limpiar tu mampara de baño que te facilitarán el día a día.

La función práctica de las mamparas no solo las hacen el elemento ideal para tu baño, sino que también puede ser un elemento decorativo magnífico para darle un toque diferente a esta estancia de tu hogar o negocio.

7 Consejos para limpieza de mamparas de baño

  1. Manchas de agua. El uso de determinados jabones hacen que nuestras duchas y baños dejen más manchas de agua y cal que otros. Si el jabón o gel es natural la reducción de manchas se divide a la mitad de lo habitual. Cuanto más natural es el jabón, menos manchas deja en nuestras mamparas.
  2. Cal. En determinadas zonas el agua de consumo y uso doméstico tiene más cal que en otras. La cal suele dejar unas manchas blancas que en cualquier tipo de mampara la desluce. Para limpiar la cal puedes utilizar desde agua con vinagre a determinados limpiadores específicos.
  3. Vinagre. Mezclar vinagre blanco con agua es una de los mejores limpiadores. Solo dejarlo actuar unos segundos o minutos sobre tu mampara y posteriormente aclarar y secar.
  4. Bicarbonato. Mezclar bicarbonato de sodio con vinagre te ofrecerá un potente limpiador tanto para las mamparas de baño como para la masilla de las juntas y la propia mampara.
  5. Lana de acero. Para la suciedad más incrustada, en una lana de acero con jabón en gel y vinagre puedes dar pequeños masajes sobre la suciedad y ésta desaparecerá sin problemas. No olvides enjuagar con agua caliente.
  6. Amoniaco. Para las zonas de plásticos o cauchos de las mamparas de baño, las que existen entre el cristal y el armazón, puedes usar un paño con amoniaco que los dejará como nuevos.
  7. Cera. Si vas a estrenar mampara, antes de usarla puedes darle una pequeña capa de cera que hará que la suciedad no se incruste con tanta facilidad. Además le aportará un brillo especial.

Unos trucos muy sencillos y prácticos que te ofrecen la posibilidad de alargar la vida útil de tu mampara de baño, y tenerla como nueva.

¿Quieres ver más consejos como estos? – Síguenos en Facebook

Ir arriba
Abrir chat